ALPHA RESEARCH INSTITUTE.png

Enfermedad de Crohn: Una enfermedad autoinmune subestimada

¿Te imaginas tu sistema digestivo pasando por un proceso inflamatorio de por vida? ¿Sabías que hay personas que sufren de esta clase de condición que provoca dolor abdominal crónico y diarrea? Esto podría ser más común de lo que piensas. La enfermedad de Crohn afecta a alrededor de medio millón de estadounidenses y forma parte del grupo de enfermedades intestinales inflamatorias.




El tracto gastrointestinal (GI) absorbe agua y minerales de los alimentos que consumes. La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte de su tracto GI, pero comúnmente afecta el intestino delgado y el comienzo del intestino grueso. No hay una causa única, pero hay evidencia de que están involucrados factores genéticos, inmunológicos y ambientales.


El trabajo del sistema inmunológico es proteger nuestro cuerpo de invasores extraños. En la enfermedad de Crohn, el sistema inmunitario comienza a atacarse a sí mismo, destruyendo el tejido sano, provocando inflamación e irritación de las paredes de nuestro tracto GI. Por la afectación del tejido y por la malabsorción de elementos vitales, se pueden presentar síntomas notables, tales como: diarrea crónica (que puede incluir sangre o mucosidad), dolor abdominal, rectorragia u obstrucción intestinal.




Las personas con enfermedad de Crohn pueden presentar períodos de remisión, así como brotes (períodos en los que la enfermedad está activa), donde los síntomas pueden aparecer. Es importante consultar a un profesional de la salud que pueda ayudarte a elegir una dieta nutritiva que satisfaga tus necesidades y ayude a controlar tus síntomas. Otros problemas sistémicos pueden incluir: enrojecimiento y picazón en el ojo, dolor en las articulaciones, osteoporosis, erupciones en la piel, pérdida de peso, fatiga, pérdida de apetito, deficiencia de vitaminas o afectación del desarrollo de crecimiento en los niños. Estos síntomas adicionales deben ser notificados a tu médico de inmediato, quién podría requerir análisis de sangre o estudios de imagen, una colonoscopia, endoscopia o quizás una biopsia.


Ciertas medidas pueden reducir los brotes, como una dieta saludable, ejercicio, manejo del estrés y dejar el hábito de fumar. Sin embargo, la enfermedad de Crohn es diferente en cada paciente, según la gravedad y el área afectada. Tu médico puede darte un tratamiento específico para tus necesidades, diferentes medicamentos, o incluso cirugía, pueden ser útiles para vivir plenamente..


En Alpha Research, queremos encontrar un tratamiento óptimo para las personas con esta enfermedad. Si participas en nuestro estudio clínico, puedes contribuir a alcanzar esa meta, además de ayudar a miles de estadounidenses con la enfermedad. Para más información, contáctenos hoy.


https://es.alpharesearchinst.com/enfermedad-de-crohn


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo